Desde AFFAR queremos que todas las personas, clubes e instituciones que busquen el desarrollo y crecimiento del fútbol femenino puedan estar respaldadas y sentirse acompañadas por la Asociación y por todas las instituciones que respaldan a AFFAR.

Por eso desde AFFAR buscamos unir conceptos, objetivos, metas e ideas que conduzcan a todos los actores del campo del fútbol femenino a trabajar sobre el mismo eje y con la misma línea direccional a lo largo y a lo ancho de todo el país.

La manera de que realmente crezca la actividad es hacer de nuestra lucha algo nacional, por un fútbol femenino más federal. Como es natural muchas de las actividades están centradas en las grandes ciudades, pero no se puede seguir cerrando los ojos a la cantidad de jugadoras e instituciones que día a día buscan crecer en cada rincón de nuestro país.

Nuestra lucha reside en lograr que cada institución pueda crecer, pero sin dejar de lado que se preocupen por el bien más preciado que deben tener: las jugadoras de fútbol. No podemos desconocer la cantidad de negocios que se montan en el deporte sin importar lo que pase con las jugadoras; es hora de que los mismos que hacen negocios se ocupen también y sean responsables con las jugadoras. Que cada jugadora esté resguardada, que haya prevención, que tengan un seguro y cierto respaldo; que al fin de cuentas son las que mantienen viva la actividad.

También luchamos porque esas jugadoras participen, crezcan y sigan dentro de la actividad; aún cuando hayan dejado de jugar. Sin darnos cuenta, muchas veces tenemos la actividad manejada por gente que no conoce de la misma, por gente que quizá tenga las mejores intenciones, pero que realmente no conoce el día a día y la situación cotidiana que vive una jugadora de futbol. ¿Quién mejor que una jugadora que haya vivido toda la realidad desde adentro puede hacer algo para cambiar eso? Nadie. Pero para eso es imprescindible capacitarse, empoderarse e instruirse, por eso luchamos desde AFFAR, hacia ese objetivo vamos; y todas aquellas personas, clubes e instituciones son bienvenidas a participar en la construcción que el fútbol femenino se merece.